El Gobierno acepta posponer la exigencia de inglés en las oposiciones a profesor

No será inminente. El Ministerio de Educación se ha comprometido con los sindicatos a no aprobar el cambio en las oposiciones a profesor para incluir pruebas de inglés y tecnologías hasta que no se negocie el nuevo estatuto docente en su totalidad, según se les ha trasladado en la reunión que han mantenido esta mañana en la sede del ministerio. Los planes se posponen, al menos hasta finales de mayo, cuando se han vuelto a citar para tratar una nueva propuesta que aborde no solo cómo debe ser el acceso a la profesión, sino también cómo debe ser la carrera docente (donde se incluyen las retribuciones, la promoción, etc.). En todo caso, los representantes de los profesores han recibido el mensaje de que no habrá medidas que impliquen gasto, porque no hay dinero. Es decir, no se suspenderán los decretos de recortes educativos ni se mejorará la tasa de reposición, que está en el 10% (solo se cubre una de cada diez bajas). “Resulta extemporáneo hablar de ingreso al cuerpo docente cuando no se reponen profesores”, se ha lamentado Francisco García, secretario general de enseñanza del sindicato CC OO. “Para nosotros eso es un escollo insalvable”, ha añadido.

“Nos han dicho que todo lo que cueste dinero no se va a tocar”, ha explicado a la salida del encuentro Miguel Latorre, de UGT. Fuentes del ministerio aseguran que “suspender decretos de recorte no es competencia del ministro de Educación”. Los sindicatos de enseñanza consideran fundamental que en la negociación del estatuto docente se plantee todo, no solo lo concreto, pero esa no parece ser la intención del Gobierno.

En lo concreto, la nueva exigencia de una prueba de idioma y de conocimientos en tecnología inquieta a los representantes de los profesores, que creen que “pone a los pies de los caballos a los más débiles, los interinos”, según Latorre, que si no tienen ya esas competencias se verían expulsados del sistema. Los sindicatos piden que se forme a los docentes, y que se les dé un plazo para adaptarse. “La formación del profesorado es totalmente voluntarista”, añade el representante de UGT. En todo caso, las dilaciones del proceso hacen desconfiar a los sindicatos. “El ministerio no quiere hacer un estatuto docente, solo quiere confundir a la opinión pública y al profesorado”, ha afirmado el representante de STES, Augusto Serrano.

Los representantes de los profesores, que han salido del encuentro “decepcionados” porque querían haber tenido ya hoy la propuesta completa, se han indignado especialmente con las palabras de la secretaria de Estado que precisamente hoy se ha dirigido a ellos desde otro foro. Desde Brasil, donde participaba en una conferencia sobre el llamado PISA para adultos, Montserrat Gomendio ha asegurado que la inversión educativa en España se ha “desviado” los últimos años a “mejorar el salario de los profesores”.

“Es una desfachatez y un desprecio al profesorado”, se queja Francisco García, secretario general de enseñanza del sindicato CC OO. Comisiones, de hecho, ha estudiado la pérdida adquisitiva de los docentes desde que en 2010 se les redujo el sueldo un 5% como al resto de funcionarios, a lo que se añadió la supresión de la paga extra en 2012. El sindicato estima que en los últimos cuatro años un profesor de secundaria ha perdido entre 15.700 y 21.700 euros de media, dependiendo de su antigüedad (tomando un docente que trabajara para el ministerio, porque las comunidades también han efectuado sus propios recortes), y un maestro entre 11.700 y 16.200 euros.

EL PAÍS- - Madrid -29 ABR 2014